miércoles, 22 de octubre de 2008

New York, New York


Última hora

Una Mistress vestida de látex entra en la oficina central del Chase Manhattan de Nueva York.

No lleva pistola, no lleva, artefactos explosivos, no lleva armas bacteriológicas ni químicas. Sin embargo, lleva un artilugio mucho más peligroso., un strap-on.

Increíble pero cierto, el uso de “strap-on” está prohibido en la ciudad de los rascacielos.

Puedes ir a la tienda de la esquina y comprarte una pistola pero es ilegal usar un strap-on.

Igualmente es ilegal realizar cualquier tipo de actividad donde se produzca un intercambio de líquidos (léase lluvia dorada).

Siempre pensé que los Estados Unidos eran la prueba evidente de una nación de contrastes donde lo ilógico se convierte en habitual y lo habitual se proscribe.

Una Mistress incluso me dijo que se planteaba emigrar pues allí no podía ejercer su trabajo de forma libre y consensuada. Otra me comentó que incluso es peligroso anunciarse en sitios como “Max Fisch”.

De hecho ha habido redadas a diestro y siniestro y sitios emblemáticos como Rapture (la web no funciona, ha sido clausurada), L'Óeil de Caché (sólo funciona la página principal), han sido clausurados.

En Pandoras Box, todas las sesiones se han de realizar usando guantes de látex, lo que te hace pensar que uno se encuentra en el ambulatorio del barrio en vez de en un sitio así.

New York , New York.

1 comentario:

Morgana dijo...

Me has dejado muda.